Nueva ruta de turismo activo: Geocaching Alcalalí

03728 ALCALALÍ.

Qué es el geocaching

El Geocaching es una actividad recreativa de búsqueda de tesoros al aire libre, usando dispositivos con conexión GPS. Los participantes se dirigen a unas coordenadas GPS en concreto, y entonces tratan de encontrar el geocaché (contenedor) oculto en esa ubicación. Este divertido juego combina la tecnología y el deporte de forma atractiva para cualquier edad.

A continuación te contamos qué hacer para poder ser geocacher en Alcalalí.

Pasos a seguir

1. Descárgate la aplicación oficial o regístrate en la web oficial

Logo oficial de la App Geocaching

 

 

 

 

 

 

2. Introduce tu código postal (ALCALALÍ: 03728) y haz clic en “buscar”.

3. Elige cualquier geocaché de la lista y haz clic en su nombre.

  • Elige un cache que te interese. Asegúrate de registrar todos los datos que vayan a ser útiles para encontrarlo, y no elegir uno con un nivel demasiado alto de dificultad.

4. Introduce las coordenadas del geocaché en tu dispositivo GPS. Utiliza el dispositivo GPS para ayudarte a encontrar el geocaché escondido.

  • Usa la función de “Ir a la dirección” en tu dispositivo GPS (o la que corresponda según el modelo) para que aparezca una flecha en la pantalla apuntando hacia las coordenadas que acabas de ingresar. Sigue la flecha en tu camino hacia el cache.

5. Firma el libro de registro y devuelve el geocaché a su ubicación original.

  • Abre el cache y examina los objetos que contiene. Si algo te gusta, asegúrate de reemplazarlo con un objeto de igual o más valor para ayudar a mantener el “juego limpio” en este deporte.
  • El objeto debe ser pequeño para intercambiarlo en el cache. Debe ser algo que estés dispuesto a regalar, pero que pueda ser de interés para alguno de los visitantes del cache en el futuro. Una vez que lo encuentres, presta atención a cómo estaba escondido. Tendrás que volverlo a colocar en la misma manera.
  • Si tenía algunas piedras cubriéndolo, por favor, vuelve a colocarlas.

6. Comparte tus historias de geocaching y tus fotos utilizando el hashtag #GeocachingAlcalalí

Cosas que necesitarás

  • Un receptor GPS: ya sea dispositivo específico de rastreo, un Smartphone o una tablet con acceso a internet.
  • Papel para registrar el cache que encuentres, y un bolígrafo o lápiz para registrar tu visita en la bitácora
  • Objetos para intercambiar en el cache
  • Prepara tu mochila: siempre es una buena idea salir con agua, comida, una linterna, protector solar y ropa extra, adecuada para exteriores. Lleva una brújula y baterías extras por si fallara tu dispositivo GPS.

¿Has encontrado tu primer geocaché? ¡Enhorabuena! Y ahora, ¿qué?

  • ¿Dónde te trajo este geocaché? Disfruta del lugar.
  • Firma en el libro de registro con tu nombre, fecha y unas palabras sobre tu experiencia.
  • Si haces intercambio, recuerda cambiar por objetos de igual o mayor valor.
  • Asegúrate de cerrar el caché y volverlo a colocar exactamente donde y como lo has encontrado. Si tenía algunas piedras cubriéndolo, por favor, vuelve a colocarlas.
  • Usa el waypoint que creaste como referencia para tu regreso.
  • Cuando llegues a casa, registra tu experiencia volviendo a la página del caché. El propietario del caché es automáticamente notificado de tu registro y siempre le alegrará conocer tu aventura, la condiciones de su caché y los factores ambientales. Sube fotos para compartir tu experiencia visual con otros geocachers utilizando el hashtag  #GeocachingAlcalali

Consejos

Hay caches en todas partes, así que sólo necesitas usar la barra de búsqueda en el sitio para encontrar uno cerca de ti.

Algunos ejemplos de artículos adecuados para intercambiar en un cache son canicas, plumas, llaveros, pegatinas, chapas, en general objetos sin mucho valor: cualquier cosa que sea interesante y valga alrededor de 1€ te servirá para el intercambio.

La mayoría de los caches tienen escrito en ellos “Geocache oficial”; si lo que encuentras no lo tiene, tal vez sólo sea una caja olvidada en el campo.

Un error común de los novatos en geocaching es querer seguir la ruta exacta que marca el GPS: debes usar tus sentidos para orientarte en el paisaje y pensar en las mejores rutas para seguir adelante, aunque te desvíes momentáneamente de las indicaciones de tu dispositivo.

Recuerda que al volver a esconder el cache debe estar a salvo del deterioro por elementos: si ya está dañado repórtalo al dueño del cache a través de la app o la web oficial.

Minimiza tu impacto ambiental: no invadas zonas delicadas y siempre recoge la basura, aunque no sea tuya. Esta ética de “trash out, cache in” forma parte de la experiencia. Desde su creación en el año 2002, miles de usuarios alrededor del mundo se han sumado a esta iniciativa medioambiental sostenida por la comunidad de geocaching, ayudando a preservar la belleza natural de los acogedores espacios donde se ocultan los cachés.

Si realizas solo la actividad, asegúrate de decirle a alguien dónde vas y cuándo piensas regresar. El geocaching es muy divertido, así que te animamos a organizar una excursión con tu familia o amigos alrededor de la aventura del geocaché.

Presta atención a tu entorno. Es fácil centrarte en el GPS y olvidar mirar alrededor. Ser consciente de dónde estás caminando no sólo garantiza tu seguridad personal, sino también el respeto al medio ambiente.

Sé consciente del medio ambiente local, especialmente durante los cambios de estación. ¿Es una zona propensa a plantas tóxicas? ¿Y a bichos o animales peligrosos? ¿No estás seguro de la zona a la que vas? Pregunta en los foros de discusión de geocaching. Los geocachers locales estarán encantados de ayudarte.

 

¡Ya tenemos 4 tesoros escondidos en Alcalalí!

Si los encuentras todos, coméntanos tu experiencia como geocacher. Puedes dejar un comentario en la web o decirlo a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest y Youtube.